arquitectura bioclimática   urbanismo sostenible   eco-interiorismo

¿Qué es Passivhaus?

Categoría: Blog · viernes, 09 de febrero de 2018

fob arquitectura
Comparte:

El concepto Passivhaus nace en Alemania a finales de la década de los 80 de la mano de los profesores Bo Adamson y Wolfgang Feist y se refiere a aquellas construcciones cuya demanda energética es muy reducida.

Para entender qué es Passivhaus, primeramente hay que explicar el término "pasivo". Las construcciones pasivas son aquellas que no requieren casi energía para funcionar. Por ejemplo, cuando una casa está tan bien aislada que apenas necesita calefacción en invierno, es una casa pasiva.

Hay muchos niveles de casa pasiva, por lo que en Alemania surge este estándar como medida de control del nivel de eficiencia de una construcción, otorgando la calificación de Passivhaus a aquellas construcciones cuya demanda de calefacción y refrigeración sea inferior a 15kWh/m2año.

Si tuviéramos que resumir los principios que caracterizan el estándar Passivhaus, serían los siguientes:

- Ventilación. Para que una vivienda sea eficiente, es importante que tenga una buena ventilación. Ésta abarca tanto los sistemas pasivos (aquellos que se plantean a la hora del diseño de la casa) como los activos (los mecanismos que se plantean después para regular las condiciones interiores).

Veamos esto con un ejemplo: a la hora de diseñar una casa, es importante plantear que haya ventilación cruzada, que nos puede servir para refrescar la vivienda de manera completamente natural en los meses calurosos. Otro elemento fundamental es la ventilación natural, tan importante hoy en día debido a que las casas que se construyen son más estancas. Este es un problema que hace unos años no existía , ya que las viviendas no eran estancas, por lo que la casa "respiraba" a través de las juntas de infiltraciones, como por ejemplo las ventanas. Debido a la mejora de los sistemas constructivos, la ventilación la tenemos que hacer nosotros manualmente para que no se produzcan condensaciones interiores.

A mayores de estos sistemas pasivos, en una casa Passivhaus necesitamos renovar el aire de manera mecánica, por lo que recurrimos a una ventilación mecánica con recuperador de calor. ¿Qué es esto?. Es un ventilador mediante el cual introducimos aire nuevo en el interior, pero antes de introducirlo, "pasamos" el calor desde al aire viciado que sacamos al aire nuevo. Esto se traduce en que en vez de calentar aire del exterior a 5ºC hasta los 20ºC que queremos en nuestro interior, le "traspasamos" el calor del aire que ya estaba dentro, calentándolo hasta los 18ºC por ejemplo. De esta manera, en vez de calentar un aire que está a 5ºC, calentamos uno  de 18ºC, es decir, solo tenemos que aumentar 2ºC frente a los 15ªC del sistema sin recuperación de calor. Esto se traduce en una menor demanda de electricidad. Para que nos hagamos una idea, podemos calentar una vivienda entera Passivhaus con la misma electricidad que consume un secador de pelo.

- Hermeticidad. Este es otro de los principios básicos del sistema Passivhaus, que la casa sea completamente estanca para reducir las infiltraciones que comentábamos anteriormente. No sólo beneficia desde el punto de vista térmico sino que también es positivo para nuestra salud. Por ejemplo, evitamos la entrada de elementos contaminantes dentro de nuestra vivienda, aspecto importante en caso de vivir en una gran ciudad. A la hora de certificar con sello Passivhaus, la hermeticidad se prueba con el denominado Blower-Door Test, o lo que es lo mismo, el Ensayo Puerta-Ventilador. Este consiste en un ventilador que se coloca en la puerta de la vivienda y que mediante unos ensayos a diferentes presiones, mide la cantidad de calor que se escapa y la cantidad de frío que entra por medio de las infiltraciones. Sobra decir que en una Passivhaus este valor es muy reducido.

- Aislamiento. El aislamiento se podría resumir en el estándar Passivhaus con la conocida como Prueba del Lápiz, es decir, trazar con un lápiz una línea por todos los sitios por donde va el aislamiento, y que esta línea sea continua y no se interrumpa en ningún punto. De este modo, se eliminan los puentes térmicos, es decir, aquellos lugares por donde  se "escapa" el calor, como son los frentes de forjado o los encuentros con las carpinterías.

- Carpinterías. Teniendo en cuenta que las carpinterías son los elementos más vulnerables de la envolvente de la vivienda, es importante prestarles especial atención a la hora del diseño. Aunque en el clima mediterráneo podemos optar por vidrios dobles, lo ideal en climas fríos es colocar carpinterías con vidrios triples, que garanticen la correcta estanqueidad y aislamiento. Los marcos de las ventanas también deben ser eficientes, para que la transmitancia total del hueco (la cantidad de energía que transmite, es decir, la cantidad de calor que "escapa" de nuestra vivienda) sea reducida.

- Medidas pasivas. Además de repasar todos los puntos anteriores, es importante tener otros conceptos presentes como la orientación, el sombreamiento o el tamaño de los huecos en cada fachada.

 

Una vez repasados todos los principios, los datos que tiene que alcanzar una vivienda Passivhaus son los siguientes:

-Demanda de calefacción: 15kWh/m2año

-Demanda de refrigeración: 15kWh/m2año

-Estanqueidad: 0,6 renovaciones/h (resultado en el Test Blower-Door a presión de 50Pa)

- Consumo máximo de materias primas: 120kWh/m2año

Además, es importante plantear sistemas activos que sean eficientes para suplir las necesidades energéticas. Por ejemplo, el uso de energías renovables como geotermia o aerotermia. A su vez, necesitamos instalaciones como bombas de calor que posean un buen rendimiento y que nos otorguen la energía necesario ocasionándonos el mínimo gasto.

Si cumplimos todos estos criterios, podríamos certificar nuestra vivienda como Passivhaus, teniendo en cuenta que supone una inversión inicial pero recuperable a corto plazo, una vez llegada la primera factura. Y es que invertir en una casa pasiva es una inversión de futuro y mejora de la calidad de vida.

http://www.plataforma-pep.org/estandar/como-funciona

Cuéntanos tu idea sin compromiso

Síguenos en:
TE ESPERAMOS

Teléfono de contacto
982 223 308 (Lugo)
981 240 910 (A Coruña)

Ronda Muralla, 127-D-1
27004 LUGO (España)
Telf. + 34 982 223308

Férnandez Latorre 16
15006 A CORUÑA (España)
Telf./Fax:+ 34 981 240910